La Etología Animal



Download 31.77 Kb.
Sana24.03.2017
Hajmi31.77 Kb.

Etología Animal Melissa Cerrillo Tovar 1A

La Etología Animal


Es la rama de la biología que estudia el comportamiento de los animales. Es una ciencia muy joven, por lo que hay aspectos del comportamiento animal desconocidos.

Historia de la etología


A principios del siglo XX se creó la psicología comparada, que consistía en el estudio de la conducta y las capacidades psicológicas de las diferentes especies animales y que, en este sentido, consideraba la conducta humana como uno de los muchos tipos de conducta animal.

Los métodos y objetivos de la etología quedaron establecidos con la publicación, en 1963, de un artículo escrito por el biólogo holandés llamado Niko Tinbergen y titulado “On aims and methods of Ethology”. Sin embargo, el reconocimiento público de la etología como ciencia con entidad propia se daría en 1973, cuando Niko Tinbergen, Karl Von Frish y Konraz Lorenz obtuvieron el premio Nobel de medicina por sus estudios sobre la conducta animal.

La etología comenzó a considerarse como ciencia en pleno derecho, y la psicología comparada se integró en esta nueva ciencia. Tiene como fundamento principal que la conducta es fruto de la evolución y ha sido, por lo tanto, modificada por la selección natural. Por lo que la obra de Darwin tuvo una gran influencia en su desarrollo inicial.

Métodos de la etología.


En el estudio etológico hay 2 fases:

Descripción: se desarrolla un etograma que es la lista de todas las conductas que muestra el animal.

Explicación: se explican las conductas del etograma.

La etología es una ciencia experimental, por lo que cualquier hipótesis tiene que estar confirmada mediante experimentos.


Estudio del comportamiento de los animales domésticos.


El objetivo de los etólogos o expertos en el comportamiento animal es determinar para un individuo de una determinada especie, sexo y edad que aspectos de su conducta son los propios o naturales y cuáles de ellos pueden ser clasificados como comportamientos anormales.

Cuando se procede al estudio del comportamiento normal de los animales domésticos, se tiene que tener en cuenta el comportamiento de sus ancestros salvajes, el comportamiento que manifiestan cuando estos animales domésticos son puestos en libertad y se han adaptado a vivir sin los cuidados del hombre y la conducta que desarrollan cuando son sometidos a condiciones ambientales parecidas a las que tienen sus ancestros salvajes.

Teniendo en cuenta todos estos factores, los expertos en comportamiento animal pueden determinar cuáles son las conductas naturales y que conductas desviadas presenta dicha especie.

Comportamiento instintivo

Son los patrones de acción fijos, que son conductas que el animal siempre adopta. Por ejemplo, algunas aves empollan los huevos de otras si se encuentran en sus nidos durante la época de nidificación, dado que cuidar un huevo es un patrón de acción fijo. Muchas de estas conductas se deben a órdenes de determinados sistemas del cuerpo, como el nervioso, que responde a estímulos del entorno.



Conductas adquiridas

Son importantes tanto en animales salvajes, que deben aprender modos de supervivencia, como en animales domésticos, que intentamos entrenar.  Los animales aprenden a anticipar los resultados de determinadas acciones mediante la prueba y error, como cuando el perro aprende a sentarse a cambio de un premio. Esto se denomina condicionamiento operante o instrumental.

Asimismo, los animales aprenden mucho al observar a otros e imitarlos. Todas estas conductas le permiten al animal adaptarse a nuevas situaciones y problemas.

Comportamientos anormales.

Identificar los patrones de conducta nos ayuda a darnos cuenta cuando los animales se comportan de una manera anormal. Si se identifica la conducta anormal, se lo puede tratar y restablecer así el comportamiento habitual. Los elementos más importantes para la supervivencia de los animales son el apareamiento y el cuidado de la cría. Cuando el comportamiento anormal afecta alguna de estas dos actividades, la supervivencia a largo plazo del animal corre peligro.


Aplicaciones de la Etología.


En medicina veterinaria:

  • Conocer la mejor manera para aproximarse y manejar las diferentes especies.

  • Diagnóstico y tratamiento de anormalidades de comportamiento.

  • Diseño de las instalaciones.

  • Hacer más eficiente el manejo de una empresa pecuaria.

  • Evitar enfermedades causadas por estrés.

  • Procurar el óptimo bienestar de los animales en cautiverio.


Tipos de comportamiento animal.


Comportamiento innato: es el que se hereda de los padres y se halla inscrito en la dotación genética del individuo.

Comportamiento aprendido: es el que surge del aprendizaje del individuo en su constante interacción con el ambiente.



Existen distintos tipos de aprendizaje:

Aprendizaje por habituación: se define como una disminución en la respuesta a un estímulo repetido. La capacidad para habituarse evita que un animal derroche su energía y su atención en estímulos sin importancia.

Reflejos condicionados: surge al asociar un estímulo secundario con un estímulo primario, que desencadena una respuesta instintiva.

Aprendizaje por condicionamiento: es también llamado aprendizaje por ensayo y error. Durante el condicionamiento operante, el animal aprende a realizar un comportamiento para recibir una recompensa o evitar un castigo. Se utiliza el condicionamiento operante para adiestrar animales e inducirlos a que realicen tareas mucho más complejas.

Aprendizaje por discernimiento: los animales parecen capaces de resolver problemas repentinamente, sin haber tenido experiencia previa.

Impronta: es una forma especial de aprendizaje en el que el sistema nervioso está rígidamente programado para aprender solo durante cierto periodo de desarrollo.



Comportamientos específicos.

Comportamiento de cortejo: tiene como fin la excitación sexual previa al apareamiento.

 Comportamiento de migración: originado en la necesidad de habitar regiones en las que los días son más largos. La migración cumple distintas finalidades. Hay especies que lo hacen para alejarse de inviernos en extremo rigurosos o veranos tórridos; otros lo hacen buscando un lugar apropiado para su reproducción, o para huir de sus depredadores; otras especies lo hacen para procurarse alimentos.

Comportamiento de orientación: algunas especies se valen de la ecolocalización, emiten ultrasonidos que rebotan en los objetos sólidos circundantes.

Comportamiento de captura del alimento: la captura del alimento exige su previa identificación, ya sea mediante el análisis de estímulos visuales, químicos o mecánicos.

Comportamiento apetitivo y acto consumatorio: en los animales existe un tipo de comportamiento directamente relacionado con la autoperpetuación, motivado por un impulso interno que se desencadena gracias a uno o varios estímulos-llave

El comportamiento apetitivo incluye tres fases:

Fase de apetencia: comienza cuando se desencadena la respuesta.

Fase de consumación: consiste en la satisfacción de la apetencia, es decir, dar respuesta a un estímulo.

Fase de saciedad: sobreviene una etapa de quietud, una atenuación de la conducta de apetencia.

Comportamiento adaptativo: son las reacciones que desarrollan los organismos para vivir bajo determinadas condiciones del ambiente.

Todos comportamientos surgen a partir de una interacción entre los genes y el entorno.


Comportamiento social de los animales


Hay 3 factores que determinan la sociabilidad de una especie:

Presión de depredación: promueve la sociabilidad, ya que vivir en grupo ayuda a defenderse de los enemigos o depredadores.

Explotación de los recursos: según la explotación de los recursos, los animales pueden ser carnívoros o herbívoros. Según la distribución de los recursos, el animal será de gran tamaño o de pequeño tamaño. En este sentido, el tamaño de los rebaños en los animales rumiantes está en función del peso del animal. Cuanto más grande es el animal, mayor número de individuos conformará la manada.

Competencia interespecífica de tipo sexual.

Estos 3 factores, cuando se combinan, dan:

Sociabilidad: los animales con gran sociabilidad viven en grupos grandes mientras que son poco sociables aquellas especies que son solitarias.

Territorialidad: los animales pueden defender el territorio activamente o no.

Modelo reproductor: según el modelo reproductor, los animales pueden ser polígamos cuando mantienen más de un vínculo sexual durante el periodo reproductor; poliginias, cuando un macho se aparea con varias hembras y poliandrias, cuando una hembra se deja montar por muchos años.



Agresión y dominancia.

Una gran parte de las conductas que los animales llevan a cabo para resolver las rivalidades es lo que se denomina agresión, que puede definirse como una acción física ofensiva o de amenaza, que obliga a otros a abandonar algo que es de su propiedad.

Muchos etólogos consideran que la agresión es una parte de otra interacción más compleja denominada conducta agonística con lo que se refieren a cualquier actividad relacionada con la lucha.

Territorialidad.

Un territorio es un área concreta de la cual son expulsados los demás individuos invasores de la misma especie.

Esto implica la defensa del área contra los intrusos y pasar mucho tiempo sobre un sitio haciéndose llamativo.

La territorialidad es una alternativa al comportamiento dominante, aunque ambos mecanismos pueden darse en una misma especie.

El sistema territorial puede ser muy eficaz cuando la población no es muy numerosa, pero deja de serlo cuando la densidad de la población aumenta, siendo sustituida por la jerarquización cuando todos los individuos ocupan una misma área.

Sistema de apareamiento.

Generalmente, los etólogos clasifican estos sistemas en función del grado de asociación entre machos y hembras.

La monogamia: es la asociación entre un macho y una hembra durante esa estación de cría.

La poligamia: es un término más general en el que se incluyen todos los sistemas de apareamiento en que machos y hembras pueden unirse a más de un compañero.

La poliginia: es el sistema en que un macho se aparea con más de una hembra.

La poliandria: es el sistema en que una hembra se aparea con más de un macho.

Comunicación por medio de exhibiciones.

La exhibición es un tipo de conducta o una serie de conductas que se utilizan con fines comunicativos.

La liberación de sustancias por parte de las hembras de algunas mariposas nocturnas y las danzas de abejas, son ejemplos de exhibiciones.

Uno de los problemas de los estudios sobre la comunicación animal es el comprender qué canal sensorial están utilizando los animales.

El etólogo Irven De Vore indica que, utilizando el canal adecuado para el diálogo, pueden conseguirse otros propósitos, además de los científicos.

Adaptaciones relacionadas con la conducta trófica.

Carrera de armamentos evolutiva: entre depredadores y presas. Los depredadores reaccionan entre las estrategias anti predatorias de las presas potenciales yendo un paso más allá, y las presas reaccionan de forma similar.

Sistemas de comportamiento.


Comportamiento ingestivo: el comportamiento ingestivo involucra el consumo de alimento o de sustancias nutritivas, incluyendo sólidos y líquidos. El comer y el beber son comportamientos ingestivos y cada una de las especies tiene sus propios métodos particulares. Los patrones de comportamiento ingestivo están relacionados a la anatomía y fisiología de cada especie y la naturaleza de las características de su alimento.

Comportamiento eliminativo: este tipo de comportamiento está estrechamente relacionado a la ecología general de las especies salvajes ancestrales. Tiene poca importancia en las aves comunes y herbívoros. En aves acuáticas, o las que viven en árboles, la deposición de heces no representa un problema. Los hábitos alimenticios de los animales herbívoros los fuerzan a errar ampliamente y distribuir así sus productos de desecho.

Comportamiento sexual: cada especie tiene un patrón especial de comportamiento sexual. Entre los animales salvajes, esas diferencias hacen que el apareamiento entre las diferentes especies sea dificultoso.

Comportamiento de cuidados dados: esta clase de comportamiento es especialmente importante para sobrevivir y es especialmente importante para los animales jóvenes. El cuidado de la cría por parte de su madre es el tipo más común de comportamiento “epimelético”. El comportamiento epimelético está, en consecuencia, ampliamente confinado a las hembras de nuestros animales domésticos y usualmente es descripto como “maternal”.

Comportamiento de cuidados solicitados: muchos animales jóvenes son incapaces de cuidarse completamente solos. Este comportamiento no es exclusivo de los animales jóvenes. Los bovinos y ovinos adultos llamarían cuando tienen hambre o son separados de sus congéneres. En este caso el llamado de ayuda sería dirigido directamente al cuidador.

Comportamiento agonístico: incluye peleas, exaltación y cualquier otra reacción relacionada asociada con conflicto. Cada especie tiene patrones característicos. Los combates son usualmente individuales, los ataques combinados sobre un animal son extremadamente raros.

Comportamiento alelomimético: involucra a dos animales que hacen la misma cosa al mismo tiempo con algún grado de mutua estimulación. Su función general es para mantener el grupo social y para proporcionar seguridad, para que cuando un animal se vea en peligro todos se alteren respondiendo a su comportamiento.

Comportamiento de búsqueda de abrigo: todas las especies animales buscan un ambiente al cual lo hallen confortable. Dada la oportunidad, la mayoría de los animales seleccionan el ambiente más benéfico, pero este no es siempre el caso. La clase de abrigo necesario y usado depende del tipo de ambiente al cual las especies salvajes fueron adaptadas.

Comportamiento de investigación: todos los animales tienen tendencia a investigar su ambiente. Siempre que un animal es introducido en un nuevo lugar, su primera reacción es la de explorarlo, el tipo de comportamiento depende de los órganos de los sentidos.

Principales problemas de comportamiento.


En animales de granja:

Anomalías comportamiento alimentario actividad oral patológica: enrollado de la lengua, arrastre de la lengua, masticado en vacío, aerofagia, lignofagia, coprofagia, tricofagia, geofagia, galactofagia, hiperfagia, polidipsia, pica, ingestión de plumas y huevos.

Anomalías del comportamiento cinético y reactivo: mordisqueo estático u oscilante de establos, de la jaula, de las barras o de la cola, lamidos excesivos, balanceo, zigzagueo, paseos y recorridos del establo, chupado del flanco, comportamiento destructivo, posición de perro somnoliento sentado, posición crónica de pie, sacudimiento de la cabeza, cabeceo y frotado del hocico.

Anomalías del comportamiento sexual, reproductivo y perinatal:  impotencia celo silencioso, desalineamiento coital, síndrome monosexual, rechazo al neonato, fracaso materno, robo de crías, agresión puerperal, agresión al neonato, rechazo del neonato, canibalismo materno, rechazo al amamantamiento y a mamar, poco deseo de mamar.

 Anomalías del comportamiento agonista: susto-alarma, alarma excesiva, amenazas, embestidas, mordeduras, coceando y agresividad.

En animales de compañía:

Caninos: agresividad, ansiedad por separación, miedos y fobias.

 Felinos: marcaje urinario, agresividad, ansiedad y depresión.


Mimetismo y camuflaje.


Existen tres tipos de mimetismo, utilizados tanto por el depredador como por la presa:

Mimetismo batesiano: se refiere a dos o más especies que son similares en apariencia, pero sólo una de ellas está armada con espinas, aguijones o químicos tóxicos.

Mimetismo mülleriano: se refiere a dos especies no comestibles que se imitan mutuamente y que poseen una coloración vistosa de advertencia.

Auto mimetismo: es un instrumento engañoso que poseen ciertos animales, en donde una parte del cuerpo se mimetiza con otra para incrementar la supervivencia durante un ataque o da al depredador una apariencia inofensiva.

Camuflaje: es un tipo de engaño en el que los animales buscan parecer inanimados o no comestibles, para evitar ser detectados por depredadores.

Tactismo.

Se les denominan a los movimientos de traslación estimulados, estos estímulos pueden ser de naturaleza luminosa, térmica, química y otras.

Existen diferentes tipos de tactismo.

Foto tactismo: es el movimiento de traslación de un ser vivo ante la acción de la luz.

Termo tactismo: es el movimiento de traslación de un ser vivo ante los cambios de temperatura.

Quimiotactismo: es el movimiento de traslación de un ser vivo ante la acción de sustancias químicas.

Tipos de comunicación.


Los animales regularmente se comunican a través de varios sistemas sensoriales con los miembros de su propia especie. Existe también alguna comunicación entre especies. Sitio Argentino de Producción Animal 7 de 15 Las vocalizaciones de los pollos y del ganado tienen distintos significados. Los pollos, por ejemplo, tienen un llamado de alimentación el cuál atraería a otros pollos a comer. Un experimentado productor de pollos podría detectar distrés escuchando sus vocalizaciones.

En el caballo han sido descriptas 4 a 7 vocalizaciones. Un resoplido probablemente significa peligro; un relincho puede ser un llamado de distrés. Pueden haber significados adicionales debido a variaciones en la intensidad y la repetición.

Tonos bajos y suaves de larga duración producirían un efecto de calma sobre los animales, tonos altos y cortos frecuentemente excitarían a los animales.

Algunas son tan sutiles que pasan desapercibidas por los humanos. Un leve cambio en la postura, el contacto de los ojos, o la posición de las orejas o la cola pueden tener un considerable significado.

Comportamientos repetidos o exagerados pueden tener significados. Los caballos, por ejemplo, son tan expresivos que un observador humano puede “leer” grados de amenaza, sumisión, excitación y buen humor.

Comunicación visual: son más utilizadas por aquellas especies que están activos durante el día. Los animales con vista aguda usan con frecuencia señales visuales y permiten advertir a otros animales.

Comunicación táctil: ocurre cuando un animal toca a otro.

Comunicación auditiva: es muy efectiva como en la noche como en el día, más aún este tipo de comunicación puede ser modificada no solo por el volumen sino también por patrones, duración y repetición.

Con el paso de los años la importancia de la Etología en el ejercicio de la Medicina Veterinaria se ha hecho cada vez más patente y al mismo tiempo los objetivos se han ampliado:

Problemas de Comportamiento: este término es muy amplio y es aplicable a cualquier pauta de conducta de un animal doméstico que resulte peligroso o simplemente molesto para las personas.

El estudio del comportamiento animal: se constituye en una herramienta útil para el diagnóstico de las enfermedades y dado que muchas enfermedades causan cambios en la conducta del animal.

La relación de la etología con otras ciencias: hasta el punto de ser considerada por algunos autores como una ciencia síntesis.

La Zootecnia: tanto la alimentación como la cría de animales domésticos se benefician del conocimiento y aplicación de principios relativos al comportamiento.

 La Protección y el Bienestar de los animales: los fundamentos éticos de la etología veterinaria o etología clínica no deben permitir la inducción calculada o innecesaria de los siguientes estados: hambre, sed o malnutrición, dolor, lesión o enfermedad, miedo, angustia o sufrimiento, estrés o disconfort, incapacidad para satisfacer necesidades psicológicas y etológicas.











Do'stlaringiz bilan baham:


Ma'lumotlar bazasi mualliflik huquqi bilan himoyalangan ©hozir.org 2019
ma'muriyatiga murojaat qiling

    Bosh sahifa